26 oct. 2009


En la CAJA DE SORPRESAS, hemos experimentado las distintas formas técnicas de tratar las texturas con gouache. El Gouache nos da la posibilidad de crear efectos sorprendentes gracias a su textura y su fácil aplicación. Se pueden emplear múltiples herramientas, como rastrillos, peines, bisturís, esponjas, papeles de distinta rugosidad, algodón, muelles, objetos de uso cotidiano, cuerdas y todo aquello que nuestra imaginación nos ofrezca.
El resultado ha sido muy gratificante y especial. Se han creado pequeñas obras de arte llenas de conocimientos.
Sin duda, es una forma más de continuar despertando nuestros sentidos.