22 jun. 2016


En esta ocasión, hemos intentado trabajar este proyecto de una manera diferente.
El poder realizar una visión tridimensional con las obras de los componentes era un reto. Obtener una perspectiva de 360º de cada pintura, para que el espectador pueda descubrirlas de otro modo. Rodeándolas, abarcando otras miradas, otro concepto, en unas obras que se transforman ahora en esculturas. Los resultados especialmente enriquecedores y sorprendentes.
















Un año más, llegamos al verano y el grupo hace un paréntesis para descansar, para tomar fuerzas e ideas. Y cómo ya es costumbre en Arte La Aldaba no puede faltar nuestra reunión para darnos unos detalles y desmostrarnos el afecto y el cariño de tantos años.
Ahora toca volver repletos de creatividad.
¡¡Felices vacaciones!!