29 abr. 2010

ANA MARÍA MELLADO





1 comentario:

Antonio Gabriel Guzzo dijo...

Ana Maria se sumerge en el mundo paralelo de esas sustancias con que esta hecho lo sublime, donde el tacto no puede tocarlos elementos pero si los percibe. Un mundo liquido, gaseosocomo una nube, como un lago de sustancias ondulantes y de colores etereos. aunqe es paralelo no deja de ser el mundo de sus realidades
Felicidades