6 jun. 2014


Cine y pintura conforman una entrañable relación, un viaje de ida y vuelta constante, donde el cine ha buscando su inspiración en el lenguaje pictórico, tanto en la forma como en el color. Desde que el cine es cine, es decir, cuando los hermanos Lumière dieron vida a las primeras imágenes cinematográficas, en las postrimerías del siglo XIX, se puso en evidencia la íntima relación entre la pintura y el naciente arte.

Los componentes de Arte La Aldaba, se inspiran esta vez en algunos de los movimientos y expresiones del cine. Cada uno expone su particular visión.



ELENA TADEO
Expresionismo alemán





Cine expresionista alemán es el nombre que se le da a un grupo de producciones cinematográficas con ciertos aspectos en común. Este estilo de hacer cine tiene su correspondencia con la corriente expresionista, llamada así por contraste con la corriente impresionista del siglo XIX en pintura, es decir, con aquél tipo de pintura en la que prima la «expresión subjetiva» sobre la representación de la objetividad. Esta pintura recurría a colores hirientes y ritmos lineales muy fuertes. Arraigó fundamentalmente en Alemania, de donde surgió el movimiento Die Brücke (el puente), fundado en 1905 por unos estudiantes de arquitectura. Al cine llega, de forma tardía, con la famosa película El gabinete del doctor Caligari
El expresionismo evolucionará sustituyendo las telas pintadas por los decorados, dando paso a una iluminación más compleja como medio expresivo. Esto da origen a una nueva corriente que se conocerá como Kammerspielfilm, que posee su origen en las experiencias realistas del teatro de cámara de Max Reinhardt, famoso director teatral de la época.
La estética de la Kammerspielfilm se basa en un respeto, aunque no total, de las unidades de tiempo, lugar y acción, en una gran linealidad y simplicidad argumental, que hace innecesaria la inserción de rótulos explicativos, y en la sobriedad interpretativa. La simplicidad dramática y el respeto a las unidades permiten crear unas atmósferas cerradas y opresivas, en las que se moverán los protagonistas. 

ALICIA THIBAUT
Cine Negro



La expresión «cine negro», del francés «film noir», fue acuñada por primera vez por el crítico Nino Frank, italiano de padres suizos que realizó su carrera profesional en Francia. Es usada por la crítica cinematográfica para describir un género de definición bastante imprecisa, cuya diferenciación de otros géneros como el cine de gángsters o el cine social es sólo parcial. Habitualmente, las películas caracterizadas como de cine negro giran en torno a hechos delictivos y criminales con un fuerte contenido expresivo y una característica estilización visual. Su construcción formal está cerca del expresionismo. Se emplea un lenguaje elíptico y metafórico donde se describe la escena caracterizado por una iluminación tenebrosa en claroscuro, escenas nocturnas con humedad en el ambiente, se juega con el uso de sombras para exaltar la psicología de los personajes. Algunos de estos efectos eran especialmente impactantes en blanco y negro. 


MARUJA BOTET
El impresionismo francés


La emoción era pues el elemento central de su estética, el interés no recaía en la acción o en el comportamiento de los personajes, sino que se concentraba en su realidad interior.
El tiempo y el espacio fueron continuamente manipulados mediante el uso de imágenes de la memoria, sueños, fantasías o estados mentales.
Los cineastas franceses de los años ’20 usaron varias técnicas cinematográficas para dar cuerpo a los estados de ánimo de sus personajes. Es importante el recurso del montaje rítmico, para sugerir el modo en que un personaje percibe la realidad que lo rodea y los eventos que en ella se manifiestan.


INMA ESCRIG
CINE ABSTRACTO (Hans Richter)







El cine abstracto es un subgénero del cine experimental, consistente en una oposición al cine convencional al representar sólo la noción o una relación a una representación completa. Lo anterior puede aplicarse en cualquier campo, en los guiones de los personajes, en las características del reparto o incluso en los objetos a utilizarse dentro de un filme; sin embargo muchos casos de abstracción en el cine se han vuelto comunes en el cine regular.

El cine abstracto comenzó a existir casi al tiempo del cine común. Algunas de las primeras imágenes en movimiento abstracto que han sobrevivido son las producidas por un grupo de artistas alemanes que trabajarían en los primeros años de la década de 1920, este movimiento se denominaría como cine absoluto. Personas como Walter Ruttmann, Hans Richter (artista), Viking Eggeling y Oskar Fischinger presentarían diferentes enfoques de la abstracción en movimiento: como una analógica a la música, o como la creación de un lenguaje absoluto de la forma, un deseo común a principios del arte abstracto. Ruttmann escribió de su trabajo cinematográfico como "pintura en el tiempo."


ANA MARÍA MELLADO
El cine de vanguardia



Hacia finales del siglo XIX y principios del siglo XX, el Positivismo entra en crisis: quiebra el sueño de hacer de la ciencia garantía de progreso y felicidad humanas y nacen nuevas exigencias intelectuales y espirituales. Se pasa de una concepción de la realidad como hecho objetivo y lineal, a una nueva y más compleja percepción, irreducible a una visión esquemática y cuantitativa de la existencia.
Los artistas ya no buscan retratar o describir la realidad fenoménica, sino que indagan dentro de su propia realidad interior.
Surgen así nuevas perspectivas de arte que influyen en todos los campos artísticos y culturales: el futurismo, el dadaísmo, el cubismo, el ultraísmo, el surrealismo, el expresionismo...etc. Diversas corrientes vanguardistas caracterizadas por diferentes fundamentos estéticos, pero englobadas por su lucha común contra la tradición y su gusto por la novedad, lo experimental y la libertad individual.


No hay comentarios: