8 jun. 2006

C. GLEZ. MELLADO


Mi grito al silencio y mis palabras en concepto. Mi mundo con mis reglas y mi lenguaje con mis signos.

La expresión de mis emociones que muchos oyen, pocos escuchan y algunos entienden, mi aire en la asfixia y mi consuelo en el llanto, mi pasión sobre mi agonía y mi reto ante la vida.

Es, simplemente, mi concepto al mundo visto y por ver desde la mirada sin reglas y el dibujo sin lápiz. Mi juego de niña y mi deber de adulta, mi actitud y pensar sobre todo y ante nada.
Mi universo, con colores y texturas que se abren si me entrego, que revelan mi sentir sin contar mis pensamientos.